Rafy 97, el evaporativo ideal

Rafy 97, el evaporativo ideal
Valoracion producto (0)
estrellas producto

Rafy 97, el evaporativo ideal

Hoy te traemos un climatizador evaporativo que responde a totalmente a tus necesidades. El Rafy 97 es potente, simple y con las prestaciones necesarias para cumplir con las expectativas que tienes sobre un climatizador evaporativo ideal.


rafy 97, el evaporativo ideal


Cuando buscamos un producto para refrescarnos durante el verano hay muchas opciones en internet. manejamos alternativas que van desde ventiladores de mesa, súper económicos, a sistemas de aire acondicionado con instalaciones muy complejas.

Sabemos que estás buscando una solución con las tres ?bes? a esas altas temperaturas que pueden llegar a agobiar a tus seres queridos, por lo que hoy te vamos a recomendar el Rafy 97, un dispositivo sin tantas florituras que te dará un rendimiento óptimo, al refrescar tus estancias con un bajo consumo eléctrico.

Con un consumo de apenas 70 vatios, el Rafy 97, se destaca entre los demás evaporativos de Purline, por su eficacia y prestaciones sencillas y efectivas.

El climatizador evaporativo ofrece un caudal de 1000 metros cúbicos por hora, lo que lo convierte en uno de los rafys más potentes de la marca purline, a un precio más que aceptable.

Como ya debes saberlo, los climatizadores evaporativos aprovechan el proceso de la evaporación del agua para refrescar la temperatura.

¿Qué diferencias existen entre los climatizadores evaporativos y los aires acondicionados? Los climatizadores consumen menos electricidad que los aires acondicionados, y no llevan tubo al exterior.

Hacemos este paréntesis para explicar las ventajas de optar por un climatizador evaporativo como el Rafy 97.

Ventajas Rafy 97

Su principio de funcionamiento es sencillo, eficiente y ecológico: utiliza agua para refrescar el ambiente. absorbe el aire de la estancia, lo conduce por conductos, que lo enfría, filtrándolo y transformándolo en aire fresco, que es lanzado al exterior a través de un ventilador. de esta forma, se proporciona un flujo de aire a la temperatura adecuada y totalmente limpio, por lo que se ofrece un ambiente mucho más fresco y saludable.

Lo único que tienes que hacer para conseguir una buena climatización es añadir agua, o incluso hielo, en el depósito del evaporativo para que el aire absorbido se enfríe rápidamente.

El Rafy 97 cuenta con un panel evaporativo de celulosa que garantiza la purificación del aire, tan importante, hoy por hoy.

Al renovar constantemente el flujo, evacuando humos, gases y malos olores al exterior, el climatizador evaporativo nos permite respirar permanentemente aire renovado, con un nivel de humedad equilibrado muy beneficioso para la salud, sin resecar el ambiente.

Con ello, podemos evitar los problemas de salud más habituales creados con la refrigeración más convencional, como la deshidratación de la piel y las mucosas, el asma, la rinitis, las alergias y conjuntivitis, entre otros.

Ya sabemos que la materia prima de los climatizadores evaporativos es el agua con la que se alimenta, para poder refrescar el ambiente, por lo que el depósito es muy importante a la hora de elegir un dispositivo.

El Rafy 97 cuenta con un gran recipiente de ocho litros, donde puedes verter agua fría, incluso con hielo, para poder refrescar tus estancias de manera ideal.

Lo mejor del Rafy 97 es que va directo al grano. en el panel de control puedes seleccionar entre tres velocidades: LOW, MID, HIGH. además, como otros climatizadores de Purline, tiene un temporizador con el que puedes programar el apagado automático del Rafy97. puedes elegir de una a 24 horas en tramos de una hora.

Para garantizar que el aire fresco llegue a toda la estancia, puedes activar la función de oscilación automática de las lamas en el panel de control o en el mando a distancia que viene incluido con el producto.

Rafy 97, El Evaporativo Ideal

Funcionamiento Rafy 97

El funcionamiento del Rafy 97 es bastante intuitivo y sencillo, pero no por eso deja de ser un evaporativo eficiente y completo.

Para ponerlo en funcionamiento por primera vez debemos sacar el rafy de su caja y comprobar que disponemos de todas las piezas.

Sacamos las ruedas y hacemos la sencilla instalación. así como hemos recomendado en otras reseñas de climatizadores, sugerimos ubicar las ruedas con freno en la parte delantera, tal y como nos indica el fabricante.

Sacamos el depósito de agua y lo llenamos lentamente con agua fría, incluso podemos poner hielos. el nivel del líquido debe ubicarse entre el nivel min y el nivel max para garantizar el perfecto funcionamiento del climatizador evaporativo.

Una vez cargado de agua y enchufado, procedemos a encender nuestro Rafy 97 en el botón de ON/OFF. en tres segundos iniciará en el modo MID y luego volverá al modo en el haya sido apagado por última vez.

Como es la primera vez que lo encendemos, pasará a low automáticamente. Cambiamos la velocidad en el botón de SPEED, de acuerdo con la temperatura exterior o la intensidad que necesitemos en un momento determinado.

Si necesitamos ese extra de frescura, puedes activar el botón COOL para iniciar la función evaporativa de enfriamiento, con el fin de humidificar y mejorar el aire y así evitar la sequedad de la piel.

También tienes el botón de LEFT AND RIGHT SWING para iniciar el movimiento horizontal de las lamas verticales. la luz correspondiente se encenderá cuando actives esta función.

Por último, activamos la funcionalidad de TIMER para programar el apagado automático en rangos de una hora.