deshumidificador silencioso

¿Necesitas un deshumidicador silecioso?

deshumidificador armario

Todos los deshumificadores realizan la misma acción: eliminan la humedad excedente del ambiente manteniéndola entre un 40 y una 60%. Esto ayuda a mantener el ambiente más sano, además de otras funciones. Y dentro de los deshumidificadores, en base a su funcionamiento, diferenciamos dos tipos, los que tienen compresor y los que no lo tienen.

En este artículo intentaremos acercarte a los deshumidificadores desecantes, los que no tienen compresor, que nos ofrecen una solución menos ruidosa.

Los valores entre los que se mueven normalmente los deshumidificadores, en lo que a ruido se refiere, son los 50 y los 34 db. Más de eso sería insoportable, y por debajo los podemos catalogar de insonoros. Los deshumidificadores desecantes mantienen el nivel sonoro por debajo de los niveles tolerados porque no tienen compresor y por la simplicidad de su mecanismo.

Los deshumidificadores desecantes

Un deshumidificador desecante hace lo mismo que un deshumidificador con compresor, pero que deshidrata el ambiente utilizando sustancias químicas, tan eficaces como el compresor y los refrigerantes.

Existen muchas sustancias químicas que se pueden usar para tal fin, como el cloruro de litio, pero la mayoría de los fabricantes utiliza el silica gel ó gel de sílice.

Funcionamiento de los deshumidificadores desecantes

Un deshumidificador desecante funciona mediante un rotor, es decir una pequeña turbina instalada en su interior, fabricado por una sustancia química, generalmente el gel sílice, con muchos canales y capas por los que pasa el aire que absorbe.

Cuando lo encendemos este rotor gira, y mediante la diferencia entre el aire ambiental y el material desecante, esta turbina decide absorber ó emitir la humedad.

En este proceso mecánico entran en juego dos flujos de aire opuestos que atraviesan la turbina:
- El aire del ambiente que hay que deshidratar.
- El flujo de aire caliente que activa el gel.

El silica gel o gel de sí­lice

Aunque probablemente sea la primera vez que oyes hablar del gel de sílice, te aseguro que lo has visto en más de una ocasión ó incluso en más de dos. El gel de sílice lo has encontrado empaquetado en bolsitas pequeñas dentro de las cajas de zapatos, ropa ó en dispositivos electrónicos. Son esos sobres pequeños con textura de papel que dentro incluyen unos pequeños gránulos que parecen arroz. Ahora sí sabes lo que es, ¿a qué si?

Estas pequeñas bolsitas tienen como función proteger los productos de la humedad desde que son fabricados hasta que los compras, es decir durante el transporte y el tiempo que están almacenados.

El sílica gel ó gel de sílice se trata de una sustancia transparente, sólida y adsorbente; sí, no me he equivocado, con d, que quiere decir que es capaz de absorber la humedad sin sufrir cambios.

Es una sustancia muy porosa con multitud de capilares que condensa y contiene la humedad absorbida. Otra de sus característica es que dura mucho, no tiene que ser reemplazada en el corto ó medio plazo.

El silica gel no es un agente tóxico, a no ser que se le añada cloruro de cobalto, que hace que varíe su color ante la presencia de humedad. Pero podéis estar tranquilos porque el gel de sílice que comúnmente se utiliza con aplicaciones comerciales no lo incluyen, ni las bolsitas anti humedad ni los deshumidificadores desecantes En estos casos su uso es totalmente seguro. Si puede llegar a causar problemas de salud en caso de contacto muy prolongado ó ingesta.

Un posible inconveniente: el olor

Algunos usuarios se quejan de que este tipo de deshumidificadores pueden llegar a desprender un olor que definen como ?a plástico ó a quemado?, y puede ser cierto, en principio es el único inconveniente que pueden tener.

Este olor se debe a que el gel de sílice, en su capacidad de absorción, absorbe la humedad, pero también los olores que haya en el ambiente, y los devuelve con el tiempo de uso; esto se puede comprobar con el tabaco. Pero no ocurre en todos los modelos.

La pregunta más repetida: ¿Son tóxicos los deshumidificadores desecant

Esta es la duda que más hemos oído, y tenemos que decir que no, los deshumidificadores desecantes no son tóxicos.

Su componente principal, el gel de sílice, sólo es tóxico cuando tiene cloruro de cobalto, y el gel utilizado en la fabricación de los deshumidificadores no lo llevan. Podéis usarlo con toda seguridad.

Diferencias entre un deshumidificador desecante y uno con compresor

Como resumen, aquí te damos las claves para que puedas elegir el tipo de deshumidificador que se apate mejor a tus necesidades:

- Los descantes son más silenciosos. No tienen compresor ni tienen apenas mecánica, por lo que el nivel sonoro es realmente bajo.
- Los desecantes son más ligeros y compactos, ya que en su interior no hay elementos mecánicos.
- Los desecantes funcionan mejor en estancias frías como sótanos ó bodegas. Cuando la temperatura ambiental baja de los 15 grados centígrados el compresor puede llegar a congelarse.
- Los dispositivos desecantes consumen más electricidad.
- Los aparatos desecantes son más caros, pero también más eficientes en su cometido final: deshacerse del exceso de humedad del aire.