Deshumidificadores

Un deshumidificador elimina el exceso de humedad

deshumidificador

Un deshumidificador de aire es un aparato de climatización que elimina la humedad del aire de la estancia donde lo tengamos. Absorbe el aire y lo hace pasar por una zona fría, es aquí donde se condensa el agua que contiene el aire y la acumula en un depósito de agua. El aire vuelve a salir al ambiente, pero caliente, ya que pasa por una zona donde es calentado.

Es decir, mejora la calidad del aire siguiendo este esquema:
aspira el aire del ambiente;
separa el aire y el agua;
recoge el agua en un depósito;
expulsa el aire, una vez tratado, de nuevo al ambiente.

Que deshumidificador comprar

Deshumificador sin compresor
logo lineal
DRYOS 1 PURLINE
Capacidad x Depósito 0,6L
Consumo 23W
Superficie de uso 15
Medidas Producto 14.6x14.6x22.5cm
Nivel Sonoro <35dB
Peso 1kg
Alimentacion 2,5A DC9
Material ABS


Sistema ecológico
logo lineal
DRYOS 10 PURLINE
Capacidad x Depósito 2,5L
Consumo 650W
Superficie de uso 40
Medidas Producto 30x20x45.5cm
Nivel Sonoro <45dB
Peso 5.7kg
Alimentacion 220-240
Material ABS


Tamaño reducido
logo lineal
DRYOS MINI PURLINE
Capacidad x Depósito 0,15L
Consumo 22W
Superficie de uso 0-5
Medidas Producto 16.5x10.5x4.2cm
Nivel Sonoro 0dB
Peso 0.4kg
Alimentacion 220-240
Material ABS


Evita daños en tu vivienda y, sobre todo, peligros para la salud

Aunque los expertos aconsejen mantener en una casa un nivel óptimo de humedad relativa de entre 40 y 60%, si en nuestro hogar tenemos más de un 55% quizás deberíamos plantearnos comprar un deshumidificador.

Altos niveles de humedad pueden provocar daños en la vivienda, como la oxidación de los metales, aparición de moho, daños en la pintura de las paredes o en el parquet, y dos síntomas claros son el olor a humedad y la condensación de agua en las ventanas por las mañanas. Con el uso de un deshumidificador evitaremos la condensación de agua en las paredes y por tanto, que se forme moho.Son estos problemas donde tenemos que poner el foco, o mejor dicho en la causa que los produce para reducir y acabar con la humedad.

Más allá de los propios desperfectos que pueden producir en una casa, la altas concentraciones de humedad relativa en una casa puede provocar graves problemas de salud a toda la familia. Los problemas respiratorios, enfermedades respiratorias, asma, alergias, o dolores pueden ser consecuencia de unos niveles excesivos de humedad.

El aire demasiado húmedo facilita la proliferación de moho, la aparición de plagas como los ácaros y agrava diversos problemas de salud como el asma, la artritis o las alergias.

El moho es un organismo microscópico que esparce sus esporas por el aire, y hay estudios que evidencian que la exposición continuada a estas esporas en espacios cerrados crean en personas sanas enfermedades en el sistema respiratorio, tos y asma.

Los ácaros y la humedad del aire pueden crear otros tipos de malestares, como cansancio, dolores de cabeza, malos olores ó escalofríos. Y el frío, junto con la humedad, aumentan el dolor de enfermedades de los huesos, como el reuma.

Con un humidificador conseguirás mantener constantemente el porcentaje correcto de humedad en el ambiente, tendrás un ambiente mucho más saludable y confortable, evitarás enfermedades ó al menos aliviarás los síntomas de algunas de ellas.

¿Problemas de humedad en casa?

Cuando ponemos una lavadora, nos damos una ducha, hacemos la cena, ó incluso cuando estamos en reposo estamos generando humedad. Hay expertos que calculan que un hogar de tres personas genera por día 12 litros de humedad diaria. Pero, aunque nuestros hábitos pueden llegar a influir en la humedad de nuestras casas, estos no deberían ser un problema en una casa sin otras deficiencias adicionales.

Los graves problemas de humedades suelen venir provocados por:
Mala ó insuficiente ventilación. Teniendo en cuenta que se recomienda ventilar, mínimo 10 minutos al día, el hecho de hacerlo durante menos tiempo puede pasarte factura.
Utilización ó colocación inadecuada del sistema de calefacción.
Mal aislamiento térmico en las ventanas.
Graves defectos de construcción: fundamentalmente escapes en cañerías ó grietas en las paredes.

Aunque son más conocidos y usados los humidificadores, existen otro tipo de aparatos que nos ayudarán con este grave problema que nos podemos encontrar en casa: la humedad. Estos aparatos son los deshumidificadores, que hacen exactamente lo contrario a los humidificadores.

Mientras que los humidificadores nos ayudan en zonas donde el clima es seco, el deshumidificador nos permitirá eliminar el exceso de humedad. Las humedades en una casa no son exclusivamente un problema estético, si no que pueden llegar a ser un grave peligro para tu salud y la de los tuyos.

Pero ten en cuenta siempre que un deshumidificador es un aliado contra el exceso de humedad, pero el tratamiento real de la humedad debe hacerse solventando los problemas que la crean, es decir con trabajos de saneamiento y aislamiento normalmente.

Desde aquí te ayudaremos a entender qué hace un deshumidificador y cómo elegir el que necesitas.

Otras ventajas y usos de un deshumidificador

humedad

Un deshumidificador, además de evitar enfermedades, tiene otras ventajas y funcionalidades.

- Acelera el secado de la ropa en lugares en las zonas climáticas muy húmedas y evita el olor a humedad que se acumula. En ambientes con muchas lluvias y excesiva humedad la colada puede eternizarse en el secado al aire dentro de los espacios reducidos de las casas. El deshumificador ayuda a acelerar el proceso de secado.
- Supone un ahorro energético importante respecto al uso del aire acondicionado.
- Se trata de aparatos portátiles, así que lo podremos desplazar sin problema al lugar donde lo necesitemos.
- No necesitan ningún tipo de instalación

Los mejores deshumidificadores

DRYOS 1
Controlar el nivel de humedad en el ambiente de los hogares o puestos de trabajo, es fundamental para evitar con el tiempo, posibles enfermedades respiratorias o incluso daños en las estancias, por aparación de moho, bacterías, hongos.... etc etc.

Por eso siempre se recomienda la utilización de un deshumidificador, en aquellos lugares donde se perciba que este factor es un problema.

Dentro del mercado de los deshumidificadores, puedes encontrarte los que trabajan sin compresor ni gas, y ofrecen muchas ventajas respecto a los que trabajan con compresor. Entre estas ventajas destacan su sistema ecológico de cuidado al medio ambiente, bajo consumo y bajo nivel sonoro.

Además pueden ser utilizados en bajas temperaturas (hasta -5º).

Su potencia le permite cubrir hasta areas de 15m2 y su tamaño es muy reducido por lo que no ocupara lugar en la estancia que lo pongas.
El peso ligero de este producto (1 kg), te permite moverlo de una sala a otra sin esfuerzos.

Sin duda este deshumidificador es la solución ideal para aquellas viviendas donde la humedad sea un problema severo.


ASPECTOS DESTACADOS DE DRYOS 1
Ahorro energético. Bajo consumo
Muy silencioso y ligero
Dimensiones compactas
No cuenta con drenaje permanente


DRYOS 10
El deshumidificador Dryos 10 de Purline es un modelo que trabaja sin compresor ni gas y que en algunos mercados se les llama asecadores.

Una de sus ventajas, al trabajar sin compresor, es que no daña al medio ambiente, por lo tanto es ecológico. Sumando además que son mucho más silenciosos, pudiéndolo utilizar por la noche, ligeros, y que puede ser utilizado en bajas temperaturas (hasta -5º).

Como su consumo es muy reducido este deshumidificador es perfecto para su uso en viviendas.

Su potencia le permite cubrir hasta áreas de 40m2 y cuenta con un sistema de programación (3 programas predefinidos) y un temporizador de 2, 4 y 8 horas.

Otra característica importante de este producto es que cuenta con un filtro antipolvo, que te ayudará a purificar el aire y ofrecerá un mejor confort en la sala.

Con su función de "Cloth Dry" te ofrece una ventaja, ya que en épocas invernales, lo podrás utilizar para acelerar el proceso de secado de la ropa.

Dispone de posibilidad de drenaje automático, por lo que si lo desea, puede olvidarse del vaciado del depósito y trabajar de forma más cómoda.


ASPECTOS DESTACADOS DE DRYOS 10
Funciona a bajas temperaturas -5º
muy silencioso y ligero
Permite drenaje contínuo
Consumo no muy elevado pero reseñable


DRYOS MINI
Seguramente, el Dryos Mini de Purline es uno de los deshumidificadores más pequeños del mercado, pero esto no significa que no pueda cubrir nuestras necesidades.

Este "mini deshumidificador" cuenta con las prestaciones necesarias para combatir ese exceso de humedad que se origina en armarios, baños, despensas o salas de tamaños reducidos (no más de 5 m2).

Funciona a través de unas bolitas de sílica gel, (reemplazables), que ofrecen un rendimiento muy elevado, además de un consumo súper reducido... no más de 22W!!.

Su tamaño compacto, te permite acoplarlo en cualquier rinconcito de la despensa o armario, sin ocupar lugar, y su funcionamiento es súper silencioso.
Cuenta con una capacidad de depósito pequeña, pero lo suficiente para las zonas en las que vamos a utilizar este producto.

Sin duda, este mini deshumidificador, es la herramienta ideal para pequeñas zonas de nuestro hogar.


ASPECTOS DESTACADOS DE DRYOS MINI
Ideal para armarios, despensas, etc
Muy bajo consumo
Sistema super silencioso
NO se puede utilizar para salas de más de 5m2


Deshumidificadores para armarios y vestidores

Si un buen día, cuando vas a coger la ropa para ir a trabajar notas que tu armario ó tu ropa huele a humedad, te aconsejamos que no lo dejes pasar. La mayoría de problemas en los armarios se debe al exceso de humedad, que se condensa en las paredes y bisagras, humedece nuestra ropa y deja un olor a humedad muy característico y desagradable.

La humedad en los armarios es un problema que a menudo tiene desagradables consecuencias tanto en el propio armario como en nuestra ropa. Este problema puede empezar con la aparición de óxido en las bisagras, de moho en la madera o de manchas de humedad, después la ropa empieza a oler a humedad, hasta la posible aparición de polillas dentro del propio armario. ¡Sólo de pensarlo se me ponen los pelos de punta!

Tenemos buenas noticias, y es que los deshumidificadores, además de cuidar tu salud y la de los tuyos, también te van a ayudar a cuidar vuestra ropa, eliminado el exceso de humedad de dentro de armarios y vestidores.

Sistema de climatización complementario

Los que vivimos en el interior notamos enseguida los efectos de la humedad en el ambiente en cuanto vamos a zonas costeras, supongo que igual que los que vivís en zonas costeras notaréis la falta de humedad en el interior.

En verano, la humedad hace que el calor sea más agobiante, y en invierno hace que la temperatura sea más baja, ó por lo menos la sensación de frío.

Un deshumidificador te puede servir como sistema de climatización complementario, ya que al quitar el exceso de humedad, en verano nos hará pasar menos calor y en invierno nos ayudará a rebajar la sensación de frío. También nos ayudará a rebajar la factura de la luz, ya que su gasto energético es mínimo.

Tipos de deshumidificadores en función de su mecanismo

Según el modo en el que el deshumidificador deshidrate el ambiente lo podemos clasificar en 2 tipos, siendo la diferencia que tengan o no compresor.

Cuidar la calidad del aire de tu hogar es principal para tener una zona de confort

1. Deshumidificadores con compresor , que hasta ahora eran los más utilizados en el ámbito doméstico
El ventilador que llevan en su interior aspira el aire húmedo, lo hace pasar por su circuito interno y lo develve al exterior deshidratado gracias al compresor que comprime gas refrigerante.
El agua que extrae, bien se queda acumulada en un depósito que hay que vaciar ó bien va directamente a un desagüe.

2. Deshumidificadores sin compresor ó desecantes , este segundo tipo funciona con iones ó gel sílice que procesan el aire hasta quitarle la humedad, los malos olores y mejorar su calidad.
No requieren de electricidad porque no llevan compresor, por lo que son más ecológicos.
Al no tener depósito tampoco requieren que se vacíe ni se limpie, lo que los convierte en un aparato más práctico.
Otra ventaja es que son silenciosos, al no llevar compresor. Y son ideales para espacios pequeños, como un armario.

¿Para uso doméstico o industrial?

Otra forma de clasificarlos es por su uso, es decir, en función del uso que se le vayamos a dar:

1. Deshumidificador para uso doméstico . Son los utilizados en hogares y oficinas, pequeños y con una capacidad extractora por cada 24 horas de funcionamiento que varía entre los 5 y los 35 litros de agua extraída.

2. Deshumidificador industrial. Utilizados en instalaciones industriales tales como lavanderías, piscinas, secadores, cámaras frigoríficas y para cualquier instalación industrial que requiera de una gran capacidad de deshidratación del ambiente. Su capacidad extractora varía de los 40 hasta los 1.000 litros cada 24 horas de funcionamiento.

DIY: Fabrica un deshumidificador con sal, una botella y un calcetín

Si notas que de un tiempo a esta parte ha aumentado la sensación de humedad en tu hogar, pero crees que es algo puntual y no te quieres gastar dinero te enseñamos a hacer un deshumidificador casero. Conseguirás no gastar dinero ni electricidad.

Con una botella de plástico y sal gorda podrás fabricar tu propio deshumidificador, seguro que tienes en casa las dos cosas. Sigue estos pasos:
Vacía la botella de plástico y lávala bien.
Córtala en tres partes y déjalas que se sequen.
Coloca la parte de arriba de la botella, la que tiene el cuello y la boca, dentro de la base. De este modo habrás formado un recipiente.
Ahora mete en el calcetín 150 gramos de sal gorda. Ten en cuenta que con esta cantidad será efectiva en una habitación de 5 X 5 metros.
A continuación haz un nuedo al calcetín y corta el sobrante.
Por último coloca el calcetín con la sal dentro del recipiente creado con la botella.

De esta forma has creado un deshumidificador casero que puedes poner donde lo necesites.

La sal es capaz de absorber la humedad en el ámbito doméstico, y es reutilizable, cuando ya está mojada se reemplaza por más sal, y, una vez que ya está seca, se puede volver a utilizar. Un truco barato y eco-friendly!! No se puede pedir más!!

Consejos para evitar la acumulación de humedad

La cocina y el baño de las casas son puntos donde más se acumula la humedad. Tanto si notas que en tu casa hay puntos donde se acumula mucha humedad, como si no, lee estos consejos porque te van a venir bien. Ya lo dice el refrán: Más vale prevenir que curar

1. El primero de todos, y el más importante para eliminar la humedad en una casa es ventilar todos los días. Especialmente durante los días soleados y que haya poca humedad, ese aire seco entrará en tu casa y evitará la formación de humedad y moho.

2. En la cocina la campana estractora eliminará la humedad que se genera al cocinar, especialmente cuando se está cocinando con ollas de las que sale mucho vapor al cocinar. Además, es aconsejable abrir las ventanas mientras que cocinas, ó bien abrirlas cuando ya hayas terminado, mediante la condensación del vapor se secará la humedad.

3. Si no hace mucho frío, lo mejor es ducharse con las ventanas abiertas. Si no es posible puedes usar un ventilador durante la ducha ó el baño, moverá el aire y no permitirá que se acumule.

4. Adquiere un deshumidificador de aire, en lineal.es encontrarás toda la información que necesitas para acertar en tu compra. Visitanos antes de elegir tu modelo, y asegurate de conocer lo preciso antes de la compra.

Artículos similares

# deshumidificador silencioso: Eliminar el exceso de humedad puede ser muy silencioso

También podría interesarte

# matamoscas eléctrico: Matamoscas eléctrico, un alivio frente a las plagas de insectos

# purificadores de aire: Los purificadores de aire mejoran la calidad del aire de tu hogar

# estaciones metereologicas: Las estaciones meteorologica te ayudan a controlar el ambiente

# humidificadores: Si buscas información sobre los humidificadores estas donde debes

Productos Estudiados