Radiadores de Aceite

Radiadores de Aceite

Los radiadores de aceite son una estupenda opcion para calentar las estancias de nuestros hogares, especialmente cuando llega el frío invernal.

Sin embargo, antes de decidirte a comprar alguno de los modelos disponibles en el mercado, es conveniente que conozcas diferentes aspectos sobre este práctico sistema de climatización.

radiador de aceite purline

Qué es un radiador de aceite

Los radiadores de aceite son intercambiadores de calor que controlan la temperatura del aceite que se emplea para la lubricación, la dirección asistida y la caja de cambios.

Pueden ser intercambiadores de aceite-glicol/agua o de aceite-aire en función del uso, de las prestaciones demandadas o de los costes.

Un radiador de aceite puede ser la solución más eficaz, cómoda y económica para afrontar los rigores del invierno en tu hogar.

Cómo funciona un radiador de aceite

Un radiador de aceite funciona calentándose desde su interior por medio de unas resistencia eléctricas que calientan el aceite por su superficie , enviando calor hacia todas las zonas de la casa por las tuberías.

Los radiadores de aceite son capaces de mantener el calor en una estancia más tiempo que otros tipos de calefacción (el aceite tarda en enfriarse tras su apagado, a diferencia de lo que ocurre en modelos eléctricos, por ejemplo).

Su instalación es muy adecuada en los dormitorios por ser muy silenciosos . Esta ventaja se debe a la ausencia de cualquier tipo de ventilador.

El motivo por el que estos radiadores utilizan aceite como combustible es la alta temperatura de evaporación que posee este, superior a los 200 grados, asegurando así que el líquido se mantenga caliente y manteniendo el calor mucho más tiempo que el agua, que se evaporaría.

Además de permitir un ajuste de la temperatura, los radiadores de aceite son portátiles, por lo que su traslado de un lugar a otro de la casa resulta muy cómodo.

Los sistemas de tuberías de estos radiadore están expresamente diseñados para que su aceite se mantenga en óptimas condiciones siempre sin necesidad de cambiarlo, ya que se encuentran totalmente sellados y la temperatura de los radiadores no supera nunca el punto de evaporación . En el supuesto caso de que esto ocurra se deberá a un mal funcionamiento del equipo y será necesaria su revisión por un servicio técnico.

Formato, dimensiones y potencia del radiador de aceite

manos_calor

Siempre es recomendable adquirir modelos de radiadores de aceite compactos y de un tamaño manejable para su fácil transporte a las estancias de la casa que se necesiten calentar.

En el mercado existen diferentes modelos no muy grandes cuya potencia puede llegar a los 2.500 W, más que suficientes para calentar habitaciones grandes con facilidad.

Razones por las que usar un radiador de aceite

Los radiadores de aceite son unos de los sistemas de calefacción más utilizados para climatizar las viviendas por sus muchas ventajas y beneficios. Veamos algunas de ellas:

Siguen generando calor tras su apagado: como el aceite de estos radiadores tarda bastante tiempo en enfriarse, la emisión de calor continúa incluso después de su apagado. Otros modelos de calefacción, como las estufas de gas o las estufas eléctricas, dejan de calentar las estancias en cuanto son apagados.

Ideales para las estancias con una mala ventilación: debido a que no generan sequedad ni humedad, por lo que no es necesario renovar el aire.

Fáciles de transportar: su manejable tamaño los hace ideales para transportar de una estancia a otra de la casa. Los modelos más pequeños suelen contar con asas para su traslado, mientras que los modelos de mayor tamaño están equipados con ruedas que facilitan su desplazamiento.

Un uso muy sencillo: tan solo necesitarás conectarlos a la corriente y elegir la temperatura que desees.

Sistema de seguridad incorporado: los modelos modernos de radiadores de aceite cuentan con sistemas de seguridad para evitar el sobrecalentamiento o con sistemas de anti volcado que apagan el aparato cuando se caen de una forma automática.

Termostato regulador de la temperatura: es interesante adquirir modelos que cuenten con un sensor de temperatura que lo haga encenderse o apagarse dependiendo de los grados que detecte. De esta forma la temperatura de la casa se mantiene y se ahorra en electricidad y dinero.

Temporizadores programables: la forma más cómoda de utilizar un radiador de aceite. Te permite programarlo para que se encienda y apague en el momento que desees. De este modo, pude ir calentando la casa antes de que llegues del trabajo, e impedirá que tengas que levantarte por las noches a apagarlo cuando ha alcanzado el calor suficiente.

Gran durabilidad: la vida útil de los radiadores de aceite es muy superior al de los radiadores eléctricos o de gas.

Sin necesidad de recambios: mientras que las estufas de pellets, de parafina o de butano requieren de un recambio permanente de su combustible, los radiadores de aceite únicamente necesitan una toma de corriente eléctrica. Su combustible es prácticamente eterno.

Bajo consumo y ahorro en la factura de la luz: los radiadores de aceite proporcionan un ahorro de energía muy superior al de otros equipos similares. A pesar de que tardan un rato en calentarse, el sistema con el que están diseñados permite utilizar de una forma muy eficiente la energía eléctrica, lo que se refleja muy positivamente en la factura de la electricidad a final de mes.

Mantenimiento de los radiadores de aceite

Aunque los radiadores de aceite tienen una vida útil muy larga , siempre es conveniente que reciban un adecuado mantenimiento para alargarla todo lo posible.

Lo más probable es que no le hayas dado uso durante el verano, por lo que deberás hacerle una exhaustiva limpieza cuando lleguen las estaciones frías y te dispongas a utilizarlo de nuevo. Incluso durante el otoño e invierno es conveniente hacerlo con cierta frecuencia.

El polvo y la suciedad suelen acumularse en algunos recovecos de los radiadores de aceite , lo que no siempre es sencillo de limpiar. Una forma de hacerlo es con la boquilla pequeña de una aspiradora. Para sus partes interiores puede ser suficiente el uso de un trapo o de una mopa.

Cómo ves el mantenimiento que requiere es mínimo, pero es importante llevarlo a cabo.

También podría interesarte

# radiadores de mica: Radiadores de Mica