Radiadores de Mica

Guía de compra para adquirir un radiador eléctrico

Los radiadores de mica son un tipo de radiadores eléctricos, por lo que es importante saber qué es lo que buscas cuando adquieres uno de estos calefactores y en qué debes fijarte a la hora de optar por uno o por otro.

Un radiador eléctrico siempre es una buena opción ya que ofrece un agradable calor, no requiere de instalación y su consumo es bastante ajustado. Sin embargo, hay que tener en cuenta una serie de factores a la hora de comprarlos.

Medidas y potencia

Lo primero que debes tener en cuenta al adquirir un radiador eléctrico es que su tamaño y potencia se ajusten a tus necesidades.

Como es lógico, cuanto mayor sea la estancia que quieres calentar, mayor deberán ser su tamaño y potencia.

Incluso en el caso de que la estancia sea muy grande, como es el caso de algunos salones, puedes optar por adquirir más de un radiador. Lo principal es que tu hogar mantenga una agradable temperatura.

Radiador de mica

Aunque los radiadores de mica son aún productos relativamente desconocidos, cada vez son más los consumidores que apuestan por este tipo de calefacción para climatizar sus hogares. Los radiadores de mica son sistemas eléctricos que cuentan con uno o varios tubos de cuarzo, que actúan como resistencias, y que calientan utilizando energía eléctrica.

Aunque este tipo de radiadores son utilizados para estancias de cualquier tamaño, su uso está especialmente indicado en habitaciones pequeñas, como baños, cuartos de aseo, salitas o dormitorios de pequeñas dimensiones. Su caudal de calor es muy agradable y rápido.

A continuación vamos a mostrarte qué es exactamente un radiador de mica, cómo funcionan, sus ventajas y las razones por las que su adquisición es una apuesta segura para climatizar tu hogar durante los meses más fríos del año.

Diferentes temperaturas y termostato

La posibilidad de elegir diferentes temperaturas en tu radiador es otro aspecto a tener muy en cuenta. Siempre es recomendable elegir un modelo con termostato, y que su manejo sea lo más sencillo posible.

Este componente permite que programes tú mismo el radiador, de modo que sea el propio aparato el que se conecte o se desactive por sí mismo. Si cuenta con un mando a distancia aún será mejor, ya que tu comodidad será total.

Diseño

Otro aspecto a tener en cuenta es su diseño, tanto por su tamaño como por su estética. Que un radiador sea ante todo un aparato funcional no quiere decir que tenga que romper la estética de tu hogar.

Elige siempre modelos que se integren adecuadamente en el estilo decorativo de tu vivienda. Si vas a necesitar colocar radiadores en varias estancias, es conveniente que los elijas del mismo modelo, de modo que creen una sensación de conjunto estético.

Ruedas y fijación en la pared

Según sea el uso que le vayas a dar, te puede convenir comprar un modelo con ruedas o que se pueda fijar en la pared. Incluso existen modelos que ofrecen ambas opciones.

Funcionamiento de un radiador de mica

Tras esta sucinta guía de compra de radiadores eléctricos que te hemos mostrado, es el momento de centrarnos en el tipo de calefactor que nos ocupa en este artículo: los radiadores de mica.

El funcionamiento de estos aparatos eléctricos es muy sencillo. Emplean resistencias de aluminio, de cuarzo o de ambos elementos a la vez, y se calientan cuando se activan los equipos. El calor que se emite es expulsado mediante un ventilador, que puede tener diferentes potencias, fuera del equipo.

Su sistema de calor por radiación hace que este tipo de radiadores eléctricos calienten con una mayor rapidez que la mayoría de calefactores, siendo muy económicos y eficientes.

Por qué recomendamos los radiadores de mica

Los radiadores de mica presentan un gran número de ventajas que los hacen preferibles a otros calefactores de aceite, leña o gas, por mencionar solo algunos modelos. Las características más atractivas y que más llaman la atención a un creciente número de compradores son las siguientes.

Sin necesidad de recargas

La comodidad es uno de los grandes valores a tener en cuenta a la hora de adquirir cualquier tipo de producto, y más cuando se trata de productos cuya principal función es proporcionarnos confort.

Al comprar un radiador de mica lo único que tendrás que hacer es pagarlo y enchufarlo cuando lo lleves (o te lo lleven) a casa. En ningún momento tendrás que pasar por el engorroso trámite que supone recargar su combustible, como sí ocurre en radiadores, estufas o calefactores de aceite, gasolina, leña o gas.

No tener que pasar por este periódico trámite no solo te proporciona una mayor comodidad, también supone un relevante ahorro de dinero, tanto en cuanto no tendrás que pagar por estos recambios, cuya factura acumulada suele salir por un pico.

Como mucho, y a lo largo de la larga vida útil de este producto, tendrás que reemplazar ocasionalmente alguna de sus resistencias, si el modelo que hayas adquirido lo permite, pero esto nunca ocurrirá tan de seguido como en las calefacciones de recarga.

Calentamiento rápido

No hay nada más desagradable que llegar a casa en invierno muerto de frío con la esperanza de encender la calefacción, y ver que pasa el tiempo y los dedos van convirtiéndose poco a poco en bloques de hielo porque la casa no se termina de caldear.

Con un radiador de mica no tendrás que pasar por tan penoso trance ya que si algo lo caracteriza es la gran rapidez con la que calienta una estancia.

Al funcionar con cuarzo, aluminio y electricidad, los sistemas de los radiadores de mica son capaces de caldear el ambiente de una estancia en unos pocos minutos. Incluso en el mismo momento en el que lo enciendas podrás notar como el calor emana de sus resistencias.

Sin embargo, su potencia y tamaño tendrá mucho que ver a la hora de cubrir tus expectativas, por lo que es importante que te informe antes de adquirir uno para que pueda calentar tus estancias según sus dimensiones.

Seguridad

Puede decirse que la seguridad es el aspecto más importante en cualquier tipo de producto. La integridad física de las personas está por encima de cualquier otro factor.

Desgraciadamente, son habituales los casos en los que un mal funcionamiento o uso de estufas y calefactores provocan auténticas tragedias. Cualquier modelo calefactor que elijas debe contar con sus correspondientes certificados de calidad y de seguridad.

En el caso de los radiadores de mica, el riesgo para las personas es prácticamente nulo. Los calefactores eléctricos siempre presentan una mayor seguridad que los que utilizan gas o combustible al eliminar el riesgo de explosión por un mal funcionamiento o manipulación.

Si aún quieres gozar de una mayor seguridad al adquirir un radiador de mica, puedes elegir modelos que cuenten con sistemas de seguridad, como pueden ser de desactivación por vuelco, de función diferida, temporizadores, etc.

Fácil manejo

Cuando compramos cualquier aparato tecnológico lo último que deseamos es tener que hacer un mini máster para poder comprender su funcionamiento y todas las posibilidades que nos ofrece.

Los radiadores de mica no requieren de ningún tipo de compleja instalación ni recarga, siendo unos aparatos muy intuitivos. Tu labor se limitará a elegir el modelo que más te convenga, conectarlo a la corriente eléctrica, encenderlos y disfrutar del agradable calor que te proporcionan.

Los modelos programables son también muy fáciles de manejar, sin necesidad de hincar los codos con voluminosos manuales de instrucciones.

Funcionamiento silencioso

Algunos modelos de calefactores nos ponen en el dilema de tener que elegir entre pasar frío o quedarnos con la cabeza como un bombo por el ruido que provocan cuando están funcionando.

Los radiadores de mica tienen como uno de sus grandes atractivos ser el tipo de calefactor más silencioso que puedes encontrar en el mercado. Solo las personas con un oído privilegiado pueden llegar a oír el amortiguado sonido de su ventilador, que en ningún caso es estridente ni molesto.

Por otro lado, los modelos más avanzados cuentan entre sus prestaciones con un práctico modo silencioso, que incluso elimina el tenue sonido de su ventilador, que es ideal para poder dormir plácidamente con el radiador encendido durante las frías noches del invierno en absoluto silencio.

Libertad y practicidad

Como te hemos indicado con anterioridad, existen diferentes modelos de radiadores de mica, muchos de ellos con ruedas, por lo que puedes desplazarlos cómodamente de estancia en estancia en los momentos que lo necesites.

Si, por el contrario, quieres dejarlos de una forma definitiva en una estancia, puede elegir modelos diseñados para ser instalados en la pared. De este modo dejarás más espacio libre en el suelo y ganarás una mayor libertad de movimientos. La elección dependerá de tus propios gustos y del espacio que tengas disponible en tu hogar.

El invierno ya está aquí y es el momento de decidir cuál es la forma con la que queremos climatizar nuestros hogares. El creciente éxito de los radiadores de mica entre los consumidores se fundamenta en su comodidad, eficiencia, seguridad y fácil manejo, Sin duda, una de las apuestas más seguras para combatir el frío.

También podría interesarte

# radiador de aceite: Radiadores de Aceite