ventilador nebulizador

Nebuliza, que no es poco

ventilador nebulizador

De un tiempo a esta parte han aparecido como champiñones en las calles de nuestras ciudades las terrazas con techo, y las que más éxito tienen en verano son las que se tienen, lo que coloquialmente conocemos como fu-fú. En verano, cuando las temperaturas se disparan es súper agradable que te caiga una nube de vapor encima mientras que te diviertes tomando algo fresco en un bar. Mejor vamos a la terraza de los fu-fús,
Aunque esté un poco más lejos, mejor vamos a donde los chorritos, yo lo oigo constantemente. Esta neblina refresca el ambiente, pero no moja, da una sensación súper agradable.

Pues, sorpresa, por menos de lo que te imaginas puedes hacerte con un modelo de estos ventiladores con agua para la terraza de tu casa, y hacerte tu oasis en medio de la gran ciudad, ó imaginarte en la selva tropical en el pequeño patio de tu casa de campo.

Los mejores Nebulizadores en 2020

DISEÑO
logo lineal
MISTY 2 PURLINE
Capacidad x Depósito 2.2L
Rociada 300ml/h
Potencia Maxima 85W
Velocidades 3
Medidas Producto 40x130x40cm
Color Blanco
Material ABS
Temporizador Si
Ruedas Si
Control Mando a distancia
Peso 8kg


MUY ORIGINAL
logo lineal
MISTY 10 PURLINE
Capacidad x Depósito 6L
Rociada 580ml/h
Potencia Maxima 200W
Velocidades 5
Medidas Producto 50x128x45cm
Color Negro
Material ABS
Temporizador No
Ruedas No
Control Mecánico
Peso 12kg


MUY ROBUSTO
logo lineal
MISTY 12 PURLINE
Capacidad x Depósito 49L
Rociada 5000ml/h
Potencia Maxima 260W
Velocidades 3
Medidas Producto 65x200x60cm
Color Negro
Material Metal , ABS, Aluminio
Temporizador No
Ruedas Si
Control Mecánico
Peso 27kg


DE PARED
logo lineal
MISTY 13 PURLINE
Capacidad x Depósito 10L
Rociada 5000ml/h
Potencia Maxima 260W
Velocidades 3
Medidas Producto 65x95x30cm
Color Blanco
Material Metal , ABS, Aluminio
Temporizador No
Ruedas No
Control Mecánico
Peso 17kg


Funcionamiento del ventilador con nebulizador

Los ventiladores con nebulizador, a primera vista, tienen el mismo aspecto que los ventiladores de pie, pero con un depósito de agua, generalmente en la parte inferior del diseño. Su mecanismo es simple y eficiente, ya que con el propio giro de las aspas descomponen el agua en micro partículas que se esparcen por el ambiente. Por el proceso de evaporación, cuando estas gotas se funden en el ambiente lo refrescan, sin mojar lo que hay alrededor.

El ventilador nebulizador crea una suave brisa que ayuda a refrescar el ambiente interior o exterior

En este proceso hay dos elementos fundamentales: en primer lugar el ventilador, que es lo que consigue esparcir la mayor cantidad de gotas posible, y en segundo lugar el minúsculo tamaño de las gotas, que salen a presión por un diminuto orificio.

Lo único que tienes que hacer para disfrutarlo es llenar el depósito con agua, ó incluso con hielos para un ambiente más fresco, y enchufarlo a la red eléctrica. Para conseguir el confort a tu medida puedes adaptar sus distintas funcionalidades a tus necesidades: transportarlo donde quieras, regular la altura y el volumen de rociada y controlar el temporizador.

Que tener en cuenta para elegir tu ventilador con agua

Para elegir el modelo que se ajusta a tu estilo de vida ten en cuenta estas características. Algunas serán básicas, pero otras están dentro de la categoría de funcionalidades que te hacen la vida más cómoda.

1. Capacidad del depósito del agua. Si lo que necesitas es un ventilador para tu casa, y dependiendo de la superficie que quieras climatizar, podrás escoger entre modelos que van de los 6 hasta los 32 litros. Si por el contrario estás pensando en un modelo para una terraza ó para un comercio, debes elegir un modelo industrial, con capacidades de hasta 49 litros.

2. El diseño. La mayoría de los ventiladores con nebulizador son de pie, e incluso algunos incluyen ruedas, por lo que son fácilmente transportables. También puedes encontrar modelos de pared, es decir, los puedes colgar, ahorrando espacio en la superficie del suelo y evitando molestias innecesarias.

3. Potencia. Medida en voltios (W), es directamente proporcional a su consumo eléctrico, y está en función de la zona a climatizar. De cualquier manera, su consumo no es alto.

4. Volumen de rociada. Normalmente es ajustable, tú eliges qué cantidad de agua necesitas.

5. Altura regulable. Al comprar un ventilador de pie podrás elegir la altura. Si a esto incluimos que tienen ruedas podrás transportarlo fácilmente de una habitación a otra ó incluso llevártelo a tu casa de campo los fines de semana.

6. Temporizador. Te permite programar el tiempo cada el que quieres que se emitan las partículas de agua al ambiente, tú eliges en función del calor que tengas.

7. Mando a distancia. El accesorio estrella para hacerte la vida fácil. No hace falta que te levantes para manejar tu ventilador.

Crea el confort adecuado en la terraza de tu casa...

Si necesitas un medio que refresque el ambiente, pero no te gusta tampoco pasar frío, el ventilador con agua, ó nebulizador, es tu opción. Estos ventiladores, además de mover el aire, consiguen bajar las temperaturas sin que te quedes pajarito por el frío y por el consumo eléctrico.

Es fundamental saber que la niebla creada y desprendida por este tipo de ventiladores humedece el ambiente, pero sin llega a mojar. Eso hace que sea un sistema efectivo también dentro del hogar, y cada vez más utilizado.

...y en la terraza de tu negocio

El uso industrial al que estamos acostumbrados, que más vemos y disfrutamos, es en hostelería: en terrazas de bares y restaurantes, en las piscinas de los hoteles ó en sus zonas comunes al aire libre. Creemos que no te arrepentirás si decides instalarlo en tu negocio, es una magnífica idea, será una llamada al público.

Su uso también se puede extender a otros ambientes como aeropuertos, estaciones de tren, ó incluso a fábricas y lugares de trabajo. Conseguirás un ambiente climatizado donde no se pasará ni frío ni calor, se trabajará a gusto.

Coloca tu ventilador nebulizador, no necesita instalacion

Para realizar la instalación de estos aparatos no hace falta ser muy habilidoso con las herramientas, no hay que ser un manitas. Algunos modelos pueden necesitar ser montados al hacer el unboxing, pero será cosa de poco, será fácil si sigues las instrucciones que el fabricante incluirá en la caja.

En el caso de los que van colgados en la pared, habrá que incrustarlos en la pared correctamente, eligiendo correctamente el lugar de colocación.

Con tu ventilador con nebulizador todo son ventajas

- Mejora la calidad del aire. Algunos modelos disponen de la función de ionizador, que purifica el aire creando iones negativos al cargar eléctricamente las moléculas de los gases que recoge del aire.


refresca el ambiente de tu hogar o terraza con la brisa que te ofrece un nebulizador


- Algunos modelos consiguen reducir la temperatura de la estancia hasta 10 grados, sin mojar lo que tienen a su alrededor.

- Ahorra energía. Tu ventilador con nebulizador te permitirá no malgastar dinero en tu factura de consumo eléctrico.

- Sistema eco-friendly. El hecho de que funcione sólo con agua y con poca electricidad convierte a tu ventilador nebulizador en tu aliado green contra las altas temperaturas.

- Evita los mosquitos. Algunos modelos incluyen función antimosquitos; requisito indispensable cuando al calor se une la incomodidad de soportar los insectos.

- Su funcionamiento es muy adecuado para las personas que sufren de afecciones respiratorias como el asma ó tienen tendencia a padecerlas, pues permite una mejor respiración. De hecho, este mismo mecanismo se utiliza en los nebulizadores aconsejados por algunos médicos para el tratamiento de este tipo de enfermedades.

Prolonga la vida útil de tu ventilador con nebulizador

El mantenimiento de tu ventilador nebulizador es sencillo, pues lo fundamental es no dejar el agua estancada durante mucho tiempo y limpiar el depósito con cierta frecuencia.

Te aconsejamos también que no coloques el aparato en un lugar donde le de directa y constantemente el sol, especialmente en los modelos que se fijan en la pared. De esta manera evitas que el agua se pueda llegar a estropear y que el aparato sufra los desperfectos estéticos que provoca la constante exposición a sol y al calor.

Debes utilizar siempre agua del grifo en el llenado, agua de la red pública. No utilices nunca agua tomada de un depósito como un aljibe, ni de un pozo, debe ser agua corriente sin ningún tipo de tratamiento para evitar bacterias que puedan vivir en esas aguas estancadas y sin tratar.

En cuanto a la limpieza de tu ventilador nebulizador, debes limpiar el interior del depósito, y al terminar su temporada de uso no viene mal una limpieza de los conductos y de su exterior. El depósito es suficiente limpiarlo con agua y un poco de lavavajillas líquido; aclarando bien asegurándote de que no quedan residuos.

Para la limpieza de los conductos no hace falta que uses productos desinfectantes ni ningún tipo de jabón porque, si te pasas con la cantidad, podrías obstruir el ventilador, hay gente que utiliza vinagre, un desinfectante natural.

Por último, cuando las temperaturas bajen, te aconsejamos limpiar tu ventilador con un trapo y guardarlo en su caja original en un lugar seco, esperando la próxima temporada. De esta manera prolongarás la vida útil de tu ventilador nebulizador.